Paste your Google Webmaster Tools verification code here

EL ORDEN DEL MERCADO Y EL DESORDEN DE LA NACIÓN
Reformas estructurales y cambio constitucional en México

Tania Hernández, et al. (coords.)

Itaca / UACM, 2016
ISBN: 978-607-97035-6-1
14 x 21 cm, 416 pp., $290.00

El libro que el lector tiene en sus manos quiere ayudar a la comprensión plena de las reformas estructurales vividas en México en los años de 2013 a 2014. A pocos meses de su regreso, el gobierno priista logró concretar las negociaciones que le permitieron echar a andar una serie de cambios profundos al modelo de desarrollo, las denominadas reformas estructurales, que irían tomando forma rápidamente por medio de un conjunto de cambios constitucionales entre el final de 2012 y abril de 2014.

En este libro se analiza la lógica mercantil que se quiere instrumentar en los ámbitos de propiedad nacional y social, en el trabajo y la educación, y en las finanzas y la banca; así como el control y las alianzas establecidas con los principales grupos de poder en lo político y electoral, y con los sectores conservadores en el terreno religioso. Todo ello en el complejo contexto de las contradicciones que han surgido en las organizaciones, sindicatos, partidos políticos y amplios sectores de la sociedad.

El esfuerzo reformador tiene una ambición mayúscula. En un plano general, se trata de reinventar la nación a tono con la hegemonía plena de los Estados Unidos en el concierto mundial; se intenta rediseñar y rearmar sus piezas económicas, políticas y culturales para adaptarlas a las prioridades geopolíticas norteamericanas. En el plano nacional, esa estrategia implicará imponer el orden del mercado como presunto nuevo acuerdo de convivencia aunque destruya los frutos de una nación que fue escenario de grandes luchas sociales por la igualdad que le dieron sentido durante buena parte del siglo XX. La reinvención  mercantil de la nación provoca fracturas y polarizaciones que recorren la sociedad y los territorios. A inicios del siglo XXI, en México el orden del mercado se convierte en el desorden de la nación.

Categorías:
Back to top