Paste your Google Webmaster Tools verification code here

LITERATURA Y MULTICULTURALISMO

Samuel Arriarán

Itaca / UPN, 2011
ISBN: 978-607-7957-05-8
192 pp., $150

Para el autor de este libro la literatura tiene una función educativa y nos permite comprender los grandes problemas sociales y políticos de nuestro tiempo. Así una gran parte de la literatura contemporánea arroaj nuevas luces sobre los acontecimientos como, por ejemplo, el derrocamiento del gobierno islámico de Egipto y otros que se derivan de conflictos y guerras multiculturales.

Samuel Arriarán analiza obras de Naguib Mahfouz, Salman Rushdie y V.S. Naipaul en las que se revela que hoy los países islámicos adquieren gran importancia como un centro trágico desde el que se extienden cada día diversas formas de lucha y resistencia por conservar las identidades culturales.

Otros autores como Katzio Ishiguro, Kenzaburo Oé, Ha Jin y Gao Xinjon plantean en Japón y China una reivindicación pacífica de las identidades culturales en contra del colonialismo europeo, o en África J.M. Coetzee, Nadime Gordimer y Doris Lessing.

La defensa de la integridad étnica y territorial de las comunidades de diferente origen en contra de la tendencia a la homogeneización nutre tambien una rica ttradición barroca multicultural en América Latina. Tal es el caso de Jorge Ibargüengoitia, Carlos Fuentes, Homero Aridjis, Carmen Boullosa, Juan Villoro en México; de Rómulo Gallegos en Venezuela; de José Eustasio Rivera, Fernando Vallejo en Colombia; de José Mármol, Tomás Eloy Martínez y Andrés Neuwman en Argentina; de José Lezama Lima, Severo Sarduy, Pedro Juan Gutiérrez, en Cuba; de José María Arguedas y Mario Vargas Llosa en Perú; de Jaime Sáenz en Bolivia.

Pero incluso en Estados Unidos existe una tradición literaria abierta a un multiculturalismo no conservador como se ve en novelas de Philiph Roth, Don Delillo, Saúl Bellow y John Updike.

La investigación realizada en este libro se dirige a un públio lector amplio, no especializado, que pueda comprender que la literatura, sin descuidar sus valores estéticos, puede iluminar los grandes problemas soociales y políticos como el choque de culturas.

Categorías:
Back to top